jueves, agosto 31, 2017

DESCARGA DIRECTA: UN CERO A LA IZQUIERDA


Fue en los años ochenta. Un día de finales de junio. Pierre Pelot fue a visitar a su esposa y a su hijo, que había nacido el día anterior, a la maternidad del pueblo vecino. La maternidad era parte de un complejo de edificios compuesto por un hospital para ancianos, una especie de asilo y un orfanato. Al cuarto llegaban gritos provenientes de fuera. Ascendían desde la celda que había bajo la capilla del establecimiento por un respiradero, un ventanuco al ras del suelo donde se veían las manos de un niño aferradas a los barrotes, la mancha palida de un rostro en la oscuridad… "Por favor, señor, ¡sáqueme de aquí! No lo volveré a hacer… Por favor… "

1 comentario:

Francisco Marín Lara dijo...

Muchas gracias por tu trabajo :)